MODIFICACIÓN DE MEDIDAS

¿La situación desde el divorcio ha cambiado?

Modificar el convenio regulador es posible.

Tras una ruptura de una relación con hijos -sea mediante de un divorcio, una separación, una nulidad matrimonial o unas medidas paternofiliales- se acuerdan una serie de medidas en relación a los hijos habidos en común.

En ese procedimiento se firma (o se establece judicialmente) un convenio regulador, atendiendo a unas circunstancias o condiciones concretas (el salario, la disponibilidad horaria, la vivienda, la capacidad física…).

Nos podemos encontrar con que las circunstancias que motivaron el convenio regulador han cambiado considerablemente y que eso suponga un motivo para que se modifique lo que en su día se estableció en el convenio.

Por poner un ejemplo, si el cónyuge no custodio obligado a dar alimentos le han subido o bajado el salario, modificaría la pensión de alimentos al alza o a la baja; si se acordó una custodia compartida pero uno de los padres tiene que ampliar su jornada laboral tanto que no pueda cuidar de los hijos, habría que estudiar la posibilidad de que se diese la custodia al otro progenitor.

Se puede llevar a cabo por medio de dos tipos de procedimientos:

  1. De mutuo acuerdo
  2. Contencioso

De mutuo acuerdo:

Las relaciones de pareja forman complejos nexos económicos y emocionales. Es por ello que un buen asesoramiento jurídico y transparencia son primordiales a la hora de llegar a un acuerdo que sea beneficioso para todas las partes.

En este extremo ambas partes tendrán un papel primordial en la toma de una serie de decisiones que afectarán ineludiblemente en la vida de ambos de cara a futuro: el régimen de visitas o la guarda y custodia compartida; la pensión de alimentos; la redacción del convenio regulador…

Contencioso:

Existen casos en los que no se ha podido llegar a un acuerdo. Es aquí donde es imperiosa la necesidad de un abogado experto en derecho de familia.

En ai abogados somos especialistas en la materia. Llámenos.